Compartir en

Compartir en

29-06-2017

Que no se te duerman las manos!

El adormecimiento de los dedos es una de las lesiones y problemas mas habituales entre los ciclistas, debido principalmente a una presión excesiva en el nervio ulnar o cubital, el cual va desde el antebrazo hasta nuestros dedos, pasando justo por el punto donde nuestras manos apoyan sobre el manillar. A esta dolencia se le conoce como parestesia.

Para evitar este tipo de lesiones, deberemos repartir el peso de nuestro cuerpo de manera eficiente sobre la bicicleta, ejerciendo un 60% de apoyo sobre el sillín y un 40% sobre el manillar. En la mayor parte de los casos, estos problemas se deben a una mala posición sobre la bicicleta, por culpa de una incorrecta altura del sillín respecto al suelo o una distancia excesiva de este al manillar. Estas son las causas mas comunes y las soluciones mas eficaces:

  • Posición incorrecta de las manetas. Las manetas de freno tienen que estar en una posición natural y cómoda, intentando mantener una linea cuanto mas recta mejor, de nuestro antebrazo/muñeca/mano/dedos. Deberemos bajar o subir las manetas para evitar que nuestras muñecas se flexionen hacia arriba (manetas demasiado altas) o hacia abajo (manetas demasiado bajas)


Posicion correcta.

  • Altura del sillín y manillar. La altura del sillín respecto a los puños debe ser similar o no superior a 2-3cm. En caso contrario llevarás una posición demasiado alta y adelantada, ejerciendo mas presión en el manillar que sobre el sillín. En el caso de que tus puños, estén 3cm ó mas por debajo de tu sillín respecto al suelo, tendrás que aumentar la altura hasta acercarlo a la horizontal con el sillín, añadiendo espaciadores a la tija de dirección, cambiando la potencia por una con mayor elevación o cambiando de manillar, cualquiera de las 3 opciones puede ser válida.

 

  • Distancia del sillín al manillar. Si has comprobado que la altura no es el problema, como hemos comentado en el punto anterior, es muy posible que tengas demasiado alejado el manillar del sillín y lleves los brazos demasiado estirados para llegar al manillar. Para una posición adecuada tendrás que adelantar el sillín hasta encontrar una posición comoda que te permita sujetar los puños manteniendo una breve flexión en los codos.

Podéis apreciar la distancia del sillín con respecto al pedalier y el manillar.

 

  • Puños demasiado duros. Si llevas una correcta posición sobre tu bici y ninguno de los 3 puntos anteriores es el problema, deberías pensar en instalar en tu manillar unos puños de silicona, espuma o ergonómicos. Podría decirse que los puños de silicona son la evolución de los puños de espuma, tienen un grosor superior a los convencionales puños de goma, además de ser mas blandos, ofrecen una mejor adaptación a la forma de la mano y al ser silicona es mas duradero y resistente que la espuma. Por otro lado tenemos los puños ergonómicos, que suelen ser rígidos y del mismo material que los puños de goma, pero con formas específicas para que nuestras manos tengan mayor superficie de apoyo donde mas lo necesitan. Unos buenos guantes con acolchado o refuerzos en zonas específicas también pueden ser una solución.

 
Puño ergonómico de la marca Ergon y puño de espuma Ritchey.


Puños de silicona, que puedes encontrar en diversos grosores, durezas y colores.


Guantes con  gel y/o acolchado específico para aliviar la presión.
 

Google+ Todobicis.net - Bicicletas segunda mano
© ® Copyright 25 todobicis.net - Aviso Legal y Politica de Privacidad